This website is best viewed in minimum 1210px X 520px

Un país de logros e inventos

Una gran parte de todo lo que disfruta la sociedad moderna de hoy en día, incluso cosas que se dan por sentado, se basa en el Antiguo Egipto, una civilización extraordinariamente avanzada. No siempre ha estado claro cómo llegaron a sus descubrimientos pero, sin duda alguna, esta antigua sociedad buscó con fervor y diligencia el conocimiento, lo que mejoró notablemente su calidad de vida.

Dos emblemáticos manuscritos que los egipcios transcribieron en papiro proporcionaron a la humanidad la primera receta registrada para unos "Dientes blancos y perfectos" y una guía sobre "Cómo cepillar" los dientes. Por si esto no fuera suficiente, además de estos manuscritos nos regalaron el invento de la pasta de dientes. Y cuando la ciencia no fue capaz de poner remedio a la afección del "mal aliento", los antiguos egipcios consiguieron inventar las primeras pastillas de menta para combatirlo.

Por otro lado, la belleza, sin duda alguna, era una de las principales preocupaciones de esta antigua sociedad y, con frecuencia, al igual que sucede en la actualidad, era un símbolo de estatus y poder. Esta preocupación dio lugar a sofisticadas tecnologías que no existen hoy en día. Quizás pueda resultarle sorprendente saber que, en el Antiguo Egipto, tanto hombres como mujeres utilizaban productos cosméticos para el cabello aromatizados con mirra. De ese modo, cuando el sol calentaba, el producto se deshacía en su cabeza y funcionaba como un acondicionador natural para el cabello. Si eso no es llevar la belleza al siguiente nivel, nada lo es.

Y si aún no hemos conseguido impresionarle, piense en la tranquilidad y seguridad con la que duerme en su casa. Dé gracias a los antiguos egipcios, que inventaron los primeros cerrojos.