This website is best viewed in minimum 1210px X 520px

Cultura

La cultura egipcia se remonta a hace cientos de años, a tiempos de los antiguos faraones, y se ha visto influida por numerosas invasiones a lo largo de la historia. Sin duda, esta huella colonialista se fusionó con la rica tradición del país para dar lugar a la cultura egipcia tal como la conocemos en la actualidad.

Los egipcios son personas muy amigables y sociables que siempre están dispuestas a entablar una conversación. Le brindarán ayuda y orientación aunque no la solicite, e incluso se desviarán de su camino para llevarle adonde necesite ir. Si recibe una invitación para comer en una casa egipcia, ya sea para un tentempié o para un menú de seis platos, no espere terminar su porción tan fácilmente, ya que sus generosos anfitriones volverán a llenar su plato antes de que haya podido terminarlo.

Las reuniones en torno a la comida son uno de los pilares más importantes de la cultura egipcia, en la que destacan los banquetes familiares en mesas redondas. Son elementos principales de oferta local las legumbres y el arroz con cebolla, ajo y una amplia variedad de especias. El plato nacional es el ful medames. Está compuesto por alubias cocidas a fuego lento con sal, comino y aceite al gusto, y se sirve en el desayuno. Otro desayuno típico es el tamiya, un plato elaborado con alubias machacadas mezcladas con cebolla y puerros y fritas en abundante aceite. Además, si esta es su primera visita al país, no puede perderse uno de los platos predilectos, el koshari, que combina arroz, lentejas negras y macarrones aderezados con salsa de tomate y servidos con cebolla frita como guarnición.

Aquellos turistas que deseen saborear la gastronomía egipcia más local podrán escoger entre una lista infinita de puestos de comida callejera y restaurantes repartidos por toda la ciudad, incluidos los servicios de bufé libre en los cruceros por el Nilo, amenizados con espectáculos de danza del vientre de reconocida fama mundial. La danza oriental, tal como se la conoce oficialmente, es una pieza milenaria de la cultura egipcia que abarca desde cabarets hasta las bodas más sofisticadas. Los bailarines orientales de Egipto se complementan con los derviches giradores sufís, seguidores de esta rama mística del islam. Estos ofrecen fascinantes espectáculos durante los que intentan alcanzar la ascendencia espiritual mientras nos deslumbran con sus atuendos de brillantes colores y giran sobre sí mismos al ritmo hipnótico de la música.

La danza es solo una de las muchas actividades creativas e inspiradoras con las que podrá evadirse. Por otro lado, la industria cinematográfica de Egipto es conocida como el Hollywood del mundo árabe. Egipto es el principal país de Oriente Medio en el sector y cuenta con más de 100 años de cine y más de 4.000 películas producidas en su haber. Su filmografía no ha escatimado esfuerzos y ha logrado distintas nominaciones para premios internacionales a lo largo de los años. Del mismo modo, el panorama musical egipcio es otro de los componentes más amplios y activos de su sociedad, e incluye desde sinfonías de ópera hasta hip hop, pasando por todos los estilos intermedios. No obstante, si ya ha tenido la oportunidad de asistir a alguna fiesta, estará familiarizado con un estilo más movido conocido como aghany sha’beya que, sin duda, le arrastrará a la pista de baile.

En medio de toda esta diversidad, la base de la dinámica social del país son los encuentros con la familia y los amigos, sencillos y llenos de risas. Las veladas nocturnas en cafés, unidas a la buena compañía, el humor incesante y una gran cantidad de juegos de cartas y de mesa, permiten que la noche se alargue hasta el amanecer y alegran el corazón de los egipcios durante todo el año. En verano, esta tradición se manifiesta en forma de viajes por carretera dentro del país que se prolongan durante varios meses. Ya sea al norte, en el mar Mediterráneo, o cruzando el país hasta las costas del mar Rojo, la calidad del descanso obtenido durante estos meses con sus más allegados mientras toman el sol frente a un horizonte azul cristalino está considerada como la principal motivación de un año para otro.

La cultura de Egipto tiene mucho que ofrecer, ya sea a la población autóctona o a aquellos extranjeros que deseen disfrutar de sus encantos. Tanto si está interesado en su historia antigua como si desea vivir una aventura, este país y su gente le cautivarán profundamente.