This website is best viewed in minimum 1210px X 520px

Consejos a tener en cuenta

Cualquier viajero debe conocer qué es lo que puede hacer y lo que no, es decir, debe asegurarse de que está respetando las normas vigentes en el destino en cuestión, al mismo tiempo que está actuando de la manera más segura posible.

Egipto se caracteriza principalmente por ser un país con una economía basada en el turismo, un centro neurálgico que atrae a viajeros de todos los rincones del planeta. Por consiguiente, la mayor parte de la infraestructura de Egipto se dedica a velar por el bienestar y el disfrute de los visitantes. Esto no quita que haya personas que deseen aprovecharse de esta situación. Por tanto, para sacar el máximo partido de su viaje, asegúrese de contactar con operadores y agentes turísticos registrados si desea disfrutar de una ruta por la ciudad o de actividades similares.

Además, debe cumplir las convenciones sociales y culturales para gozar de la mejor experiencia posible, como respetar los códigos de vestimenta o no beber alcohol en la calle. El hotel en el que se aloje le proporcionará toda la información necesaria sobre su destino.

Finalmente, aquí tiene algunos consejos y sugerencias que le permitirán explorar el país de los faraones con la máxima comodidad:

• No presuponga que podrá pagar con tarjeta de crédito, ya que no siempre dispondrá de esta opción. Asegúrese de que lleva efectivo suficiente para evitar contratiempos durante sus vacaciones.

• Deje propina, pero no se sienta obligado a hacerlo.

• Lleve siempre algún tipo de identificación.

• Regatee en tiendas y mercados.

• Solicite a los conductores de los “taxis blancos” que pongan en marcha el contador en el momento de subir. A menos que se encuentre en un atasco, no será necesario regatear.

• Pida permiso antes de tomar una fotografía (incluso a personas). En algunos lugares, está prohibido tomar fotografías.

• Solicite la ayuda de la policía turística si se encuentra en una situación problemática.

• Hable con la gente. Los egipcios son gente muy interesante, amable y con un gran sentido del humor. Aprenderá de ellos, a la vez que ellos aprenden de usted, y el intercambio será sin duda enriquecedor. ¡No puede perdérselo!

• Disfrute del país al máximo. Egipto no es un país cualquiera, es “Om el Donia”, o, lo que es lo mismo, la “Madre del Mundo”.