Qué hacer

Egipto copto

Los coptos, que forman la mayor parte de los egipcios cristianos, son seguidores de la Iglesia ortodoxa copta y se consideran descendientes de los antiguos egipcios, además de unas de las primeras gentes que se convirtieron al cristianismo. De hecho, la palabra "copto" deriva del término árabe "Qibt" o "Gibt", que deriva a su vez de la palabra griega "Egyptos", que significa "Egipto." La raíz en egipcio antiguo de la palabra era "Hikaptah" (Ha-Ka-Ptah), y el nombre Menfis ya se conocía antes del 3100 AC, cuando la ciudad fue la primera capital del Antiguo Egipto.

La historia espiritual de la Iglesia copta se remonta a San Marcos, el autor trad…

Los coptos, que forman la mayor parte de los egipcios cristianos, son seguidores de la Iglesia ortodoxa copta y se consideran descendientes de los antiguos egipcios, además de unas de las primeras gentes que se convirtieron al cristianismo. De hecho, la palabra "copto" deriva del término árabe "Qibt" o "Gibt", que deriva a su vez de la palabra griega "Egyptos", que significa "Egipto." La raíz en egipcio antiguo de la palabra era "Hikaptah" (Ha-Ka-Ptah), y el nombre Menfis ya se conocía antes del 3100 AC, cuando la ciudad fue la primera capital del Antiguo Egipto.

La historia espiritual de la Iglesia copta se remonta a San Marcos, el autor tradicional del Evangelio de Marcos, y considera que este fue el padre fundador de la Iglesia ortodoxa copta.

La historia de la Iglesia copta está ligada a la historia del monacato cristiano. La antigua tradición del monacato continúa practicándose en Egipto y ofrece una gran oportunidad de visitar monasterios coptos, como el de San Simeón en Asuán, San Antonio y San Pablo en las montañas del mar Rojo y el monasterio de Deir Al-Kashef, uno de los primeros monasterios coptos en el desierto occidental. Algunas iglesias egipcias también se encuentran entre los puntos de interés más antiguos del cristianismo en todo el mundo, como por ejemplo la iglesia de la virgen en Asiut y la catedral copta de San Marcos en Alejandría.
Además, varias iglesias y monasterios señalan la senda del viaje de la Sagrada Familia tal y como se describe en la Biblia. Siga el consejo de un ángel: "Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto".