Aisha Fahmy: la mansión donde se respira arte y vida

Cuando la gente visita una exposición de arte, normalmente se centra en la belleza que revelan sus paredes y exhibidores. Sin embargo, en algunas raras ocasiones, el edificio que alberga la exposición puede ser tan asombroso como las obras de arte que cuelgan de sus paredes.

El palacio de Aisha Fahmy es uno de esos edificios donde puede encontrar un arte abrumador en todo lo que le rodea, incluso más en esta mansión de la realeza que en las obras de arte que alberga.

El palacio de Aisha Fahmy de El Cairo, conocido como Mogamaa Al-Fonoon ("complejo artístico") y ubicado en el barrio de Zamalek, se reinauguró finalmente tras años de innumerables renovaciones, que permiten revivir los gloriosos días pasados de esta antigua mansión.

Los trabajos de restauración del palacio comenzaron en 2005, y, aunque se preveía una reapertura parcial del complejo para 2015, esta se retrasó en diversas ocasiones.

Esta obra maestra de la arquitectura se erigió en 1907 y su diseño estuvo en manos del célebre arquitecto italiano Antonio Lashak. El objetivo era que pasara a ser la residencia de Ali Fahmy Pasha, jefe del ejército y uno de los oficiales de mayor rango del reinado de Fuad I de Egipto (1922 -1936), quien bautizaría a la mansión con el nombre de su hija, la princesa Aisha Fahmy.

El área total del palacio abarca más de 2.700 metros cuadrados e incluye 30 habitaciones, dos inmensos salones, un sótano de 1.000 metros cuadrados y una azotea, todo con una suntuosa ornamentación. Su decoración, como los frescos, las inscripciones japonesas doradas y las paredes engalanadas de seda roja, hacen de este palacio un lugar único.

Además, la gestión del palacio corre a cargo del Departamento de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, dado su prestigio como complejo cultural y artístico.

El Departamento de Artes Plásticas asumió la gestión del palacio después de que la restauración se diera por acabada, y lo dispuso para que pudiera acoger exposiciones de artes plásticas y actividades artísticas.

La sala dedicada a los artistas más jóvenes está conectada directamente con el jardín. Es aquí donde en ocasiones se celebran distintas actividades, como conciertos y actuaciones musicales, de forma paralela a la exposición, la cual exhibe colecciones nacionales especiales de las obras de los principales artistas egipcios.

Las exposiciones se anuncian en la valla exterior, y la puerta de entrada se encuentra justo en la calle Sharia 26 de julio, en Zamalek.