Todo lo que un buceador pueda desear

Añadido el feb. 20, 2018

Sea cual sea el objetivo de su inmersión, Egipto es su destino ideal. Y es que Egipto ofrece 12 de los mejores lugares de buceo del mundo.

Comencemos analizando su pasión personal, ya que los buceadores tienen gustos muy diferentes: a algunos les motiva la flora y la vida marinas; los hay que se sienten atraídos por tesoros ocultos y buques naufragados; otros, por monumentos y restos arqueológicos submarinos; algunos ponen a prueba su adrenalina y deciden encontrarse cara a cara con un tiburón; y otros van en busca de delfines y peces multicolor.
Si es un amante de la naturaleza y le gustaría contemplarla en todo su esplendor bajo el agua, su destino ideal se encuentra en el agujero azul de Dahab, que posee un arco de buceo de 130 metros de profundidad. Este agujero es conocido por su gran dificultad, fama que le ha valido el título al "lugar de buceo más peligroso del mundo". Aunque solo aquellos altamente capacitados se atreven con él, los buceadores que permanecen en las áreas de entrenamiento y las zonas colindantes no corren ningún peligro.
Para aquellos cuya pasión sean los tesoros de película, el pecio del SS Thistlegorm, en Sha'ab Ali, formará parte de su lista selecta. Este buque de carga de origen británico se hundió en 1941 y se convirtió en el barco hundido más famoso del mundo, dado que permite a los buceadores nadar entre vehículos empleados en su día durante la Segunda Guerra Mundial, en la campaña de África del Norte.
Para aquellos amantes de la naturaleza que aprecien la diversidad de colores y formas que brinda la vida submarina, el arrecife de Jackson, cerca de la isla de Tirán, es su destino idóneo. Se trata de uno de los cuatro arrecifes de coral que se extienden por los estrechos de Tirán. Este arrecife está colmado de jardines de coral de llamativos colores, que crecen en buen estado y atraen a una gran variedad de peces, como mantarrayas, tiburones de punta blanca, tiburones grises, así como tiburones martillo o peces guitarra.
Si, por el contrario, es de espíritu juguetón y sueña con tener un grupo de amigos delfines, sin duda debe decantarse por el arrecife de Samadai. En La Casa de los Delfines, situada cerca de El-Gouna, conviven hasta 200 delfines en libertad. Los buceadores muestran mucho respeto por estos mamíferos, que se cobijan de las corrientes y los depredadores para descansar después de salir de caza.
Por último, aquellos aficionados a la arqueología encontrarán en Alejandría una gran dosis de historia antigua submarina. Se trata del destino más popular para aquellos buceadores entusiastas de la historia. Esta ciudad egipcia, que alberga más de 7 000 enseres y restos faraónicos, griegos y romanos, así como pecios de las batallas napoleónicas y de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, pone a su disposición los lugares de buceo más interesantes y exclusivos de todo el norte de África.