Banana Island, para aquellos que busquen naturaleza y tranquilidad

Su nombre lo dice todo, ¡es la isla de los plátanos! Banana Island se sitúa al norte de Lúxor y se puede visitar todos los días. Se trata de uno de los mejores lugares para observar la puesta de sol mientras disfruta de una cena en faluca.

El viaje a Banana Island resulta a la vez precioso y extraño. El punto de partida es un muelle situado justo en el centro de la ciudad, donde vendrá a recogerle una faluca. Mientras se dirige a la isla, podrá disfrutar del sosegado río y, seguramente, también de algunos deliciosos plátanos.
Solo tardará unos minutos en llegar a la isla, donde encontrará una gran variedad de árboles frutales, algunos animales enjaulados y una pequeña cafetería en la que tomar un té, infusiones de hierbas o un café con cardamomo. Además, los niños disfrutarán de la isla tanto como usted.
Podrá ver cocodrilos y degustar una variedad de frutos cosechados localmente, incluidos la caña de azúcar y, por supuesto, los plátanos.
Se trata de un lugar tranquilo con numerosas palmeras y cañas que crecen en la orilla del Nilo. A su vez, las falucas y las modestas viviendas del lugar le brindarán la oportunidad de tomar excelentes fotografías. Sin duda, se enamorará de esta pequeña isla.