El Monte Sinaí

El Monte Sinaí es un pico de más de 2.000 metros de altura ubicado en la península del Sinaí. Esta cima constituye un enclave sagrado para las tres principales creencias teológicas, el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo, ya que se cree que es allí dónde Dios reveló a Moisés los Diez Mandamientos. A sus pies se encuentra el monasterio de Santa Catalina, fundado hace 1500 años, rodeado por la ciudad de Santa Catalina, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el monasterio cristiano en activo más antiguo del mundo. Los alojamientos disponibles incluyen desde hoteles con piscina hasta campamentos de beduinos con un acogedor servicio. La principal atracción del lugar no es otra que la cima del Monte Sinaí. Existen dos caminos para realizar el ascenso, uno más largo pero más accesible, Siket El Bashait, y otro con una pendiente más pronunciada pero más directo, Siket Sayidna Musa, que literalmente significa \"el camino de Moisés\". Este último solamente es recomendable para aquellos caminantes más preparados, ya que lleva hasta la cima ascendiendo los 3.750 escalones llamados \"pasos de la Penitencia\".  Empiece la ruta con tiempo para llegar a la cima antes de la puesta de sol y maravíllese ante la visión del lugar donde Dios habló a Moisés. Acampe durante la noche y disfrute de la diáfana vista del universo y su manto de estrellas. Pero no duerma más de la cuenta, ya que el momento de la salida del sol resulta una inspiradora experiencia espiritual, con los rayos de luz deslizándose por una cordillera infinita. Asegúrese también de emprender el descenso antes de que le atrape el calor de la mañana. Hay muchos más puntos de interés para visitar, por lo que puede buscar un guía beduino, realizar un trayecto en camello, y descubrir los fragmentos de la historia que se despliegan ante usted, impregnándose de la amalgama de cultura y civilización que le rodea.