Las carpas de Ramadán: la peculiar forma que tienen los egipcios de celebrar el mes santo

Añadido el may. 28, 2018

Egipcios y musulmanes de todo mundo han comenzado esta semana ayunando y celebrando el mes de Ramadán, el noveno mes del año hijri (el calendario lunar islámico).

Los egipcios, que se caracterizan por su naturaleza festiva, dan la bienvenida a este mes comprando alimentos adicionales algunos días previos para prepararse para este acontecimiento, en el que se aprecia un notable aumento de las actividades sociales.

Normalmente, las familias se reúnen para el iftar después de que lo anuncie el tradicional y alegre sonido del cañón que le da nombre, y disfrutan de su comida mientras ven sus series y programas televisivos favoritos, difundidos a lo largo de este mes de manera especial y exclusiva.

Lo más importante en Egipto es el espíritu colectivo que todo el mundo busca y disfruta, especialmente durante el Ramadán. No hay mejor oportunidad para reunirse con amigos o incluso parientes lejanos que el iftar, la comida que rompe el ayuno, o el suhur, la comida que se consume antes del amanecer, con el fin de disfrutar del espíritu de este mes.

Aproximadamente una hora después de la comida nocturna del iftar, el área metropolitana se colma del bullicio y el ajetreo de toda la gente que inicia sus salidas nocturnas. En las calles, centros comerciales, hoteles y bazares da comienzo un ambiente carnavalesco, especialmente en las tradicionales carpas de Ramadán.

Las carpas de Ramadán son tiendas de campaña erigidas durante este mes santo que ofrecen un lugar para que la gente pueda reunirse y disfrutar de platos y dulces orientales especiales de este mes, como las delicias turcas, los qatayef, baklava o kanafeh. Asimismo, la gente asocia estos alimentos con su bebida favorita, el qaamar aldeen, un zumo de albaricoques deshidratados, y con el arte de fumar en shisha (narguile).

Las carpas de Ramadán normalmente se decoran con pinturas de los colores tradicionales: el rojo, el blanco y el azul, e incluyen una característica combinación de diseños egipcios e islámicos. A su vez, en lo que atañe a la iluminación, encontrará grandes faroles de metal, o fanous, colgados de los techos como uno de los emblemas más destacables de esta hermosa atmósfera.

En el entorno de las carpas de Ramadán siempre tienen lugar eventos culturales y espectáculos, entre los que destacan la música oriental y las canciones tradicionales del Ramadán, interpretadas por cantantes o bandas que tocan instrumentos tradicionales, como el laúd árabe o el qanun.

También podrá disfrutar de más carpas y eventos culturales en el área del antiguo califato fatimí de El Cairo, especialmente en la calle Al-Muizz y alrededor de la mezquita Al-Hussein, donde la gente se congrega en un ambiente igualmente festivo.

Se trata de un mes completo de celebración, así que no se lo pierda y diríjase ya a una de estas carpas de Ramadán.